El Río Guadalquivir: patrimonio natural de civilizaciones

“Gran río, gran rey de Andalucía,
de arenas nobles ya que no doradas”

Luis de Góngora

 

 

Fue Abul – Beka quien ingenió la metáfora río – vida y Jorge Manrique quien, en Coplas a las muerte de su padre, comenzó a utilizarla identificando el agua que fluye con la vida humana.

El Guadalquivir, el río grande (del árabe al-wādi al-kabīr), fue Betis para los romanos y Guadalquivir para los árabes. Tan lejos y, a la vez, tan cerca de oriente y es que por aquí pasaron todos y en todos los momentos de la historia.

 

Molino de la Albolafia. Fotografía: Domingo Pérez

 

El Guadalquivir protagoniza una historia en la que participan cigüeñas y buitres pero, también, ginetas, linces ibéricos, arañas tapadera y angulas. Por su cauce fluye el agua que es fuente de vida y que atrae, solo en su paso por Córdoba, a más de 180 especies distintas de aves que son viajeras. Estas, como el agua que fluye o se transforma en distintos estados, transitan por distintos países y culturas, y a su vuelta a la ciudad califal engrandecen el espacio que en el Festival Internacional de Experiencias Riomundi se va a llamar ‘Espacio Río de la Vida‘.

 

El ‘Espacio Río de la Vida‘ es el espacio de los valores medioambientales, el que nos tratará de conciencia de la importancia de preservar nuestros ríos y en el que mediante talleres y actividades recreativas se enseñará a los niños y niñas que el río es un espacio vivo al que hay que proteger.

 

¡Disfruta junto con el río Guadalquivir en el Festival Internacional de Experiencias Riomundi del 8 al 10 de junio!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *